SI MIRAS LAS ETIQUETAS DEBERÍAS SABER ESTO

Si queremos mantener una alimentación sana es importante que sepamos seleccionar alimentos saludables de entre todos los que tenemos disponible en el supermercado. Para poder hacer una buena selección de alimentos es importante saber leer o entender el etiquetado de los alimentos.

El etiquetado de los alimentos contiene información del producto destinada al consumidor sobre las propiedades de un alimento, como la declaración nutricional e información  complementaria.

La información del etiquetado debe ser veraz sobre las características del alimento y no inducir a error a los consumidores, tampoco puede atribuir propiedades o efectos que no posee el alimento. En el etiquetado deben aparecer de manera obligatoria:

  • La denominación de origen y lista de ingredientes.
  • Información sobre el uso seguro y la protección de la salud de los consumidores: fecha de caducidad, modo de empleo y de conservación, si pueden ser perjudiciales para la salud de determinados consumidores (por ejemplo presencia de alérgenos como el gluten, huevo, leche,..), si tiene riesgos y/o consecuencias con el consumo perjudicial y peligroso (por ejemplo, alimentos con más del 10% de polialcoholes deben advertir que un consumo excesivo puede tener efectos laxantes.).
  • La información nutricional, que se refiere al valor energético, proteínas, grasas, grasas saturadas, hidratos de carbono, azúcares. Los componentes que aparecen en el etiquetado nutricional aparecerán en cantidades por 100 gr de alimento y también pueden aparecer por ración, si no habrá que tener en cuenta si la ración es mayor o menor a 100 gr cuando leamos la etiqueta nutricional.

En el etiquetado nutricional nos vamos a fijar sobre todo en las grasas y grasas saturadas, e hidratos de carbono y azúcares.

En cuanto a las grasas, tendrán que especificar la cantidad de grasas totales y de grasas saturadas. Elegiremos los alimentos bajos en grasa o con un contenido moderado, para esto podemos guiarnos por la siguiente clasificación:

  • Alto en grasa: si tiene 20 gr o más por cada 100 gr de alimento.
  • Moderado en grasa: si tiene entre 3 y 20 gr de grasa por cada 100 gr de alimento
  • Bajo en grasa: si tiene 3 o menos gramos de grasa por cada 100 gr de alimento

Nos fijaremos que las grasas saturadas no superen el 7% del total de las grasas (que serán aproximadamente 1,4 gramos de grasa saturada como máximo).

También aparecerá la cantidad de hidratos de carbono por cada 100 gr de alimentos, pero en los hidratos de carbono lo primero que miraremos serán la cantidad de azúcares y/o azúcares añadidos (azúcar, sacarosa, glucosa, dextrosa, jarabe de…, sirope de…, melaza de…, sucralosa o maltosa). Podemos considerar:

  • Alto en azúcares: si tiene 10 gr o más por cada 100 gr de alimento.
  • Moderado en azúcares: si tiene entre 2 y 10 gr por cada 100 gr de alimento.
  • Bajo en azúcares: si tiene menos de 2 gr por cada 100 gr de alimento.

Puede aparecer también la cantidad de fibra en la información nutricional. La recomendación diaria de 25-30 gr al día. Un producto etiquetado como integral debe llevar harina integral o harina de trigo entero.

En cuanto al contenido de sal de un alimento hay que tener en cuenta, que en la información nutricional se contabiliza el sodio, no la sal. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) la cantidad de sal recomendada es de 5 gr como máximo (2 gr de sodio). Para calcular la cantidad de sal de un alimento multiplicamos los gramos de sodio que tiene el producto por 2,5 y tendríamos la cantidad de sal. Y teniendo la cantidad de sal del producto valoraremos si es alto en sal o no:

  • Alto en sal: si tiene 1,25 gr o más por cada 100 gr de alimento.
  • Moderado en sal: si tiene entre 0,25 y 1,25 gr por cada 100 gr de alimento.
  • Bajo en sal: si tiene menos de 0,25 gr por cada 100 gr de alimento.

Teniendo en cuenta estos datos podemos entender la composición nutricional de los alimentos. Leer y comprender la etiqueta nutricional nos ayuda a seleccionar alimentos más saludables para tener una dieta completa y equilibrada.

 

Escrito por:

Almudena Ruda, Nutricionista Nutripharma en Sevilla.

Sin Comentarios

Publicar Comentarios