DESAYUNOS PARA LLEVAR AL COLEGIO

¿Ha llegado la vuelta al cole y no sabes que darle a tu hijo para desayunar? Desde Nutripharma te daremos algunas ideas de desayuno saludable.

LA IMPORTANCIA DE UN BUEN DESAYUNO.

El desayuno es la primera comida y la más importante del día, aportando al niño  la energía  suficiente para empezar  el día y ayudándole a mejorar el rendimiento académico afrontando mejor la jornada escolar.

La realidad de hoy en día es que un porcentaje alto de niños se van al colegio sin desayunar o haciendo un desayuno insuficiente y el tentempié de media mañana lo más común será una pieza de bollería industrial, galletas o un zumo o batido envasado.

Por otra parte, existe una relación entre la omisión del desayuno y la obesidad, ya que el reparto de energía durante el día es más desfavorable, lo que causa una mayor ingesta de comida en la cena.

La obesidad infantil va en aumento y la Organización Mundial de la Salud (OMS) lleva tiempo alertando de este problema; la obesidad va ligada además a múltiples enfermedades y problemas de salud asociados, y el ejercicio físico y la correcta alimentación son las claves para combatirla.

Por todo eso hay que huir de alimentos poco saludables y debemos educar el paladar de nuestros hijos desde la infancia, reduciendo los alimentos procesados cargados de azúcar, sal y grasas saturadas de su alimentación y elegir alternativas saludables.

¿QUÉ DEBE INCLUIR UN DESAYUNO COMPLETO?

Para que un desayuno sea saludable debe ser: variado, completo y equilibrado. Debe incluir:

  • Un lácteo: leche,  yogur o kéfir, queso o queso fresco batido de cualquier modalidad, evitando los muy grasos.
  • Un cereal: tostadas de pan, copos de cereales integrales sin azúcar, galletas o bizcocho caseros (evitar el exceso de dulces)
  • Una pieza de fruta: o un zumo natural, nunca envasado; también en batido o macedonia.

 

Se puede añadir aceite de oliva o aguacate a la tostada, miel, cacao puro sin azúcar y algún alimento proteico por ejemplo jamón serrano o atún en el pan.

Un ejemplo de desayuno completo para antes de irse al cole sería un vaso de leche con una tostada de pan, de panadería (mejor si es integral) con tomate, aceite de oliva y  jamón serrano + un zumo de naranja. La cantidad de alimento será adecuada a la edad y actividad del niño.

 

¿QUÉ PUEDE LLEVAR NUESTRO HIJO AL COLEGIO?

Conseguir una alimentación variada y unos hábitos alimentarios saludables no puede hacerse improvisando, requiere por parte de los padres una adecuada planificación y organización.

 

Toma nota de estos sencillos tentempiés diarios para el cole; se pueden preparar en menos de 5 minutos, con lo que la falta de tiempo por la mañana no debe ser una excusa:

  1. Una pieza de fruta: plátano, manzana, pera, uvas, …
  2. Fruta en macedonia en un recipiente hermético y añadiéndole limón para que no se oxide, así no se aburrirá de comer siempre la misma fruta, ¡sorpréndele!
  3. Puedes también complementar la fruta añadiéndole un puñado de frutos secos (a partir de 4 años) o frutas desecadas; por ejemplo piña y pasas, o uvas con almendras, etc.
  4. Un bocadillo de pan de panadería, nunca de molde (si es de pan integral mejor que mejor): de jamón, queso, atún, jamón york, salmón,… se les puede añadir también hojas de lechuga, rodajas de tomate, aguacate, etc.
  5. Bizcocho o galletas hechos en casa (de manera ocasional)
  6. Un yogur o kéfir o queso fresco batido con un puñado de frutos secos o con trocitos de fruta.
  7. Algunas ideas saludables también pueden ser prepararles un tupper de hummus con piquitos de pan, tomates cherry con taquitos de queso, unos guisantes crudos con unos taquitos de pavo, uvas con queso, zanahorias, etc.

 

Según lo que coman a media mañana podemos luego en la hora de la merienda complementarlo para que la dieta sea más variada y no sea repetitiva. Por ejemplo si a media mañana han tomado fruta y frutos secos, en la merienda una buena opción sería un lácteo y/o un bocadillo; si por el contrario han comido yogur o fruta en la media mañana la mejor opción en la merienda sería una fruta.

Todo es cuestión de organización y darle rienda suelta a nuestra imaginación. Di NO a las galletas y bollería industrial alta en grasas y azúcares (muy adictivos para niños), a las margarinas y a los cereales (muy altos en azúcares), a los zumos envasados y batidos, porque ni el zumo es fruta ni el batido es leche.

 

 ¡Si nos lo proponemos y somos constantes, otra alimentación es posible !

Escrito por:

Gloria Rosell, Nutricionista Nutripharma en Almería.

Sin Comentarios

Publicar Comentarios