PROPIEDADES Y BENEFICIOS DE LA BERENJENA

La berenjena es una hortaliza con un bajo aporte calórico, ya que está compuesta principalmente por agua (92,6%) e hidratos de carbono (3,5%).

Esto, sumado a sus escasas grasas (0,2%) y proteínas (1,2%), la hace muy ligera (21 kcal/100g), siendo una aliada en dietas de adelgazamiento.

También, aporta fibra (1,5%) sobre todo soluble, contribuyendo así al buen estado de la flora bacteriana.

En cuanto a sus micronutrientes, destaca principalmente su aporte en potasio y ácido fólico.

A su vez, es destacable su contenido en hierro y magnesio, conviertiéndose e aliada para fortalecer las defensas, prevenir anemias y mejoras el funcionamiento de músculos y corazón.

BENEFICIOS

  • Ayuda a reducir los niveles de colesterol gracias a la fibra y sustancias químicas (alcaloides) contenidas en la piel y las semillas que le aportan el sabor amargo y que estimulan un buen funcionamiento del hígado y vesícula biliar.
  • Ayuda a controlar el azúcar, ya que contiene muy pocos Hidratos de Carbono y mucha fibra, reduciendo la velocidad de absorción de los azúcares de otros alimentos,
  • Beneficiosa para el sistema nervioso, gracias a la vitamina B6, B1 y magnesio que mejora el estado de ánimo.
  • Ayuda en la prevención de enfermedades degenerativas y trastornos cardiovasculares gracias a su contenido en antioxidantes (antocianinas) que le aportan su color oscuro característico.

CURIOSIDADES

El tono morado que posee lo adopta por su alto contenido en antocianinas, un antioxidante que protege a nuestro cuerpo del cáncer, por lo que es recomendable cocinarla con piel.

Nunca deben consumirse crudas, pues contienen sustancias tóxicas (solaninas) que se eliminan al cocinarla.

Esta hortaliza contiene oxalato, un cristal responsable en la mayoría de cálculos renales, con lo que personas propensas a desarrollarlos deben consumirla con moderación.

Podemos eliminar el amargor cortándola y dejándola con sal una media hora, luego lavarla muy bien y secarla. Conseguiremos el mismo efecto añadiendo zumo de limón y además evitaremos que la berenjena se oscurezca.

Se puede almacenar en la nevera pero es importante que no esté junto a otras frutas y hortalizas porque reacciona con el gas que generan y acortan su vida.

Receta: Tortilla de berenjena.

Pelar una berenjena y cortarla en cuadraditos pequeños. Cocerla en el microondas o al vapor hasta que esté blandita. Batir los huevos, añadir un poco de sal e incorporar la berenjena. Echar los huevos en la sartén con 1 cucharadita pequeña de aceite de oliva virgen extra y cuando esté la tortilla cuajada darle la vuelta. Lista para servir.

Escrito por:

Gloria Rosell, Nutricionista Nutripharma en Almería.

No Comments

Post A Comment