¿Se Puede Comer Plátano en Pérdida de Peso?

 

Frutas y verduras como base de una alimentación son la clave para mantener una salud correcta. No por ser superalimentos, sino por la cantidad de nutrientes y beneficios que en su conjunto nos proporcionan.

Para conocer sus propiedades primero debemos conocer su composición. El principal nutriente como fruta es el agua, seguido de los hidratos de carbono. El plátano es una fruta pobre en grasas y proteínas.

En muchas ocasiones tendemos a demonizar el plátano al ser una de las frutas con más aporte calórico, sin embargo los beneficios son muchos más que su cantidad de calorías.

Si bien es cierto que los hidratos de carbono varían según su grado de madurez, cuando el plátano es aun verde contiene mas proporción de almidón y cuando es maduro más sacarosa, fructosa y glucosa, de ahí que el plátano maduro sea bastante mas dulce y por lo tanto un poco mas calórico.

Componentes Valor / 100 g
Energía 98 kcal  
Grasa 0,3 g
Proteína 1,2 g
Agua 75,1 g
Fibra 3,4 g
Carbohidratos 20 g
Vitamina A 18 ug
Acido grasos saturados 0,11 g
Vitamina E 0,2 mg
Folato 22 ug
Niacina 0,8 mg
Riboflavina 0,07 mg
Tiamina 0,06 mg
Vitamina B6 0,52 mg
Vitamina C 10 mg
Calcio 9 mg
Hierro 0,6 mg
Potasio 350 mg
Magnesio 38 mg
Sodio 1 mg
Fósforo 28 mg
Ioduro 2 mg
Selenio 1 mg
Zinc 0,23 mg

El plátano es considerado para muchas personas un alimento a restringir en su dieta por su “alto” contenido en calorías, aunque lo cierto es que en realidad tiene 98 calorías, mientras que una manzana tendría aproximadamente 75 calorías. También tiene una composición en agua bastante alta, de hasta  75g en 100 gramos de alimentos. Es decir, el plátano no engorda por ser plátano, puesto que basar la ganancia de peso en un solo alimento es totalmente erróneo cuando es el conjunto total de nuestra dieta el que determina el balance energético.

Este alimento puede ser consumido por cualquier persona a cualquier edad, y a cualquier hora del día, además ayuda a mantener la glucemia en niveles controlados y así contribuir a una mayor saciedad. Incluso en personas con dietas para pérdida de peso es una recomendable opción controlando la cantidad ingerida.

En casos de personas deportistas es bastante recomendable, ya que su alto contenido en hidratos de carbono, potasio y magnesio contribuyen a una mejor recuperación del esfuerzo.

La salud mental de las personas tiene bastante relación con la dieta habitual, el plátano por ejemplo tiene un efecto calmante en el estómago, y un efecto positivo a nivel cerebral, influyendo en la química cerebral, esto se debe al triptófano, que se convierte en serotonina un neurotransmisor que participa en el balance emocional, la libido, sociabilidad, y es precursora de la melatonina, hormona relacionada con trastornos como la depresión, migraña, ansiedad, etc.

El plátano sería una opción muy favorable para incluir en nuestra alimentación, desde la infancia hasta la vejez, dentro de una dieta equilibrada y unos hábitos de vida saludable. Además, es un alimento muy práctico a la hora de incluirlo en nuestro día a día, sobre todo cuando estamos fuera de nuestro hogar por su comodidad a la hora de transportarlo, para reponer energía.

Sin Comentarios

Publicar Comentarios