CLAVES PARA LLEVAR UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE

¿No tienes tiempo y no sabes cómo organizar tu día a día para comer mejor, de forma más sencilla y rápida?. Aquí te damos algunas claves.

Para seguir una alimentación saludable, la organización es la clave. Planifica tus menús semanales, haz la compra con los alimentos que necesites y todo será más fácil.

Una de las excusas que más escuchamos en consulta es la de no tengo tiempo, llego tarde del trabajo, cojo lo primero que tengo en la nevera y eso es lo que como. Si en la nevera lo que tenemos es comida que no es sana, ultra procesados y productos llenos de calorías vacías, eso es lo que vamos a comer. Aquí te dejamos unos consejos para poder llevar a cabo una alimentación sana, variada de forma sencilla.

  1. Planifica tu menú semanalmente.

Si estás en consulta con nosotros, esta parte es fácil, porque tu nutricionista te va a dar el menú semanal adaptado a tus necesidades, pero si no también es recomendable que lo organices para que te resulte más sencillo comer bien y poder llevarlo a cabo. Llegar a casa sabiendo qué te toca comer cada día hará que a parte de comprar lo necesario para la semana, no caigas en comidas rápidas y precocinadas.

 

      2. Haz la lista de la compra con los alimentos que necesitas para la semana.

Así no tendrás excusas para no llevar a cabo tu menú. Ve siempre a hacer la compra en las horas en las que no tengas hambre, si no, tu carro se llenara, de productos apetecibles, pero nada saludables. Recuerda que si no tienes tentaciones en casa, te será más fácil seguir una alimentación saludable.

 

     3. Intenta invertir tiempo en cocinar.

Aunque te parezca algo imposible, siempre puedes sacar algo de tiempo para cocinar, hay recetas simples y muy fáciles en las cuales tardas poco tiempo. Puedes utilizar bolsas de cocción al vapor, botes de conserva (legumbres, verduras), si te encuentras en un apuro, el horno o también está la opción de cocinar para varios días y congelar, por ejemplo, los potajes de legumbres, las cremas de verdura, el pisto…

 

    4. Ten siempre alimentos saludables.

Puede ser que algún día te pille el toro, pues ese día comerás según lo que tengas en la nevera. Es mejor tener alimentos frescos como verduras y hortalizas y algunos procesados buenos como por ejemplo las legumbres que vienen ya cocidas, o los salteados de verduras que vienen congelados. Así te podrás hacer una ensalada de legumbres muy rica en la que tardas 10 minutos o un salteado de verduras en el que tardas 5 minutos.

 

    5. Ten en cuenta las bebidas que consumes.

Pensamos mucho en lo que comemos, pero no atendemos a las calorías que ingerimos con la bebida. Y aunque ya escribimos un post sobre las bebidas, un recordatorio de que lo mejor para beber y acompañar diariamente las comidas en el agua. Si estás en época de frío, una buena idea para beber mas agua es en forma de infusión, sin embargo, si lo que te apetecen son cositas frescas, puedes añadirle hielo, una rodaja de limón o naranja al agua, o bien frutos rojos naturales o congelados para darle algo de sabor. Y recuerda que los refrescos, aunque sean zero y los zumos sin azúcares añadidos, tampoco son buenos diariamente.

 

    6. Disminuye el estrés y la ansiedad.

Para cumplir una dieta, también hay que tener en cuenta nuestro estado de ánimo y ansiedad. Hay veces que comemos sin tener hambre y eso es a causa de la ansiedad y estrés. Hay diferentes formas de combatir la ansiedad. Nosotros en consulta utilizamos la acupuntura láser y auriculoterapia para disminuirla, el ejercicio también ayuda a disminuir el estrés y la ansiedad. Y por supuesto un buen descanso es clave para que todo vaya bien.

 

Son consejos simples, fáciles de llevar a cabo y que pueden ayudarte a conseguir el objetivo de llevar una vida más sana y saludable.

Escrito por:

Guadalupe Alhambra, Nutricionista Nutripharma en Jaén.

 

Sin Comentarios

Publicar Comentarios