BEBIDAS REFRESCANTES

Llega el verano, empiezan las temperaturas a subir y nos apetece alguna bebida fresquita para combatir el calor. ¿Cuál es la mejor? Aquí te damos algunas claves para poder decidir.

  • Refrescos.

Por supuesto los refrescos normales tienen una gran cantidad de azúcar que no es conveniente introducirlos en la dieta. Tenemos si versión zero o light, se han hecho un hueco muy grande entre nosotros, es cierto que no aportan caloría, pero también es cierto que contiene una gran cantidad de edulcorantes artificiales y que nos hacen la vida mucha más dulce, pero nos quitan los sabores de verdad y no aportan nada.

  • Agua.

El agua es la mejor alternativa para poder refrescarnos, tanto en verano como en invierno, pero como hay gente que se cansa podemos añadirle un poquito de sabor.

Por ejemplo, al agua le ponemos unas rodajas de pepino, hierbabuena y trozos de limón o lima y algún que otro cubito de hielo. O si lo hacemos con agua con gas tenemos un refresco casero. Suena bien, sabe mejor y es una opción rápida y fácil para hacer en casa.

Otras opciones de hacer refrescos en casa como agua con gas y hierbas naturales, es añadirle un poquito de zumo de naranja. Estas versiones de andar por casa si que son más interesantes para cambiar y tomar de forma esporádica.

  • Zumos  Resultado de imagen de zumo natural

Siempre hemos pensado que un zumo de fruta era igual que tomarse esa misma fruta entera. Pero en 2015 la organización mundial de la salud (OMS), nos dijo a todos que no, que el azúcar que contenía el zumo exprimido por la mañana con todo el amor de tu madre, además de vitaminas, también contiene azucares libres, ósea malos. Y dejo a todo el mundo un poco descolocado.

Y sí, la OMS lleva razón un zumo de naranja exprimido en casa contiene la misma cantidad de azúcares libres, que un refresco de naranja. Esto ocurre, porque al sacarle el zumo a la fruta dejamos atrás partes muy importantes, como la fibra, fibra soluble e insoluble que tiramos a la basura y que es la responsable de que el azúcar de la fruta se absorba de mejor manera y más lentamente. También hay que tener en cuenta, que no es lo mismo comerse una naranja, que bebérsela, es decir, al hacer un zumo utilizamos mínimo tres naranjas, que nos aportan más kilocalorías que si nos tomamos solo una naranja, que además nos sacia más que las tres del zumo.

Esto no quiere decir, que de vez en cuando no te exprimas una naranja y te hagas un zumo, si no que tengas en cuenta que esto no entre en tu rutina diaria.

  • Gazpachos 

Los gazpachos son una opción muy buena para introducir verduras y hortalizas, dentro de la dieta y de forma fresquita.

Tenemos la opción del Gazpacho tradicional, de tomate, pepino, cebolla, pimiento, AOVE, vinagre y sal. Y las diferentes alternativas como, el gazpacho de pepino y melón.

Incluso tenemos versiones en el supermercado, que son muy sanas y que para los que no tienen tiempo son una opción.

  • Batidos y Smoothie

No es lo mismo un batido, que un zumo o un licuado

En el batido, la fruta se añade entera, y la trituramos junto con agua o leche o yogur. Por lo que tenemos todas las partes de la fruta, incluida la fibra.

Los batidos caseros pueden ser una opción una buena para la merienda, ya que se preparan de forma sencilla y rápida y están super buenos. Un ejemplo podría ser un batido de sandía y frutos rojos.

Los licuados lo que hacen es meter fruta entera, pero además esta mezclada con zumos de frutas, normalmente en las cafeterías, ese zumo es a partir de concentrados, por lo que la calidad  nutricional licuado disminuye

Sin Comentarios

Publicar Comentarios